PTERIGION
La pingüécula y el pterigion son crecimientos en la parte blanca del ojo. La pingüécula es una mancha o protuberancia amarillenta en la conjuntiva, a menudo localizada en el lado del ojo cerca de la nariz. El pterigion es un crecimiento carnoso que puede comenzar como un pingüécula. Puede crecer a un tamaño lo suficientemente grande como para cubrir parte de la córnea. Se cree que ambos pueden ser causados por la exposición a la luz ultravioleta (UV) del sol.

El tratamiento de la pingüécula y el pterigion puede consistir en gotas para los ojos con lubricantes o gotas con esteroides. Si el pterigion crece a un tamaño suficientemente grande como para causar problemas, probablemente le recomienden una cirugía para extirparlo.

La mejor manera de impedir que le regresen ambos es evitando la sequedad, la luz solar y el polvo.