OJO SECO
Las lágrimas mantienen a los ojos saludables y sin molestias. El ojo seco es cuando no produce la cantidad suficiente de lágrimas o no produce las lágrimas adecuadas.

Su oftalmólogo puede recomendarle que se coloque lágrimas artificiales sin conservantes o gotas para los ojos para ayudar a que los ojos produzcan lágrimas. Otros tratamientos pueden ser bloquear los conductos lagrimales con tapones pequeños o con una cirugía. Esto hace que las lágrimas estén más tiempo en los ojos.

Puede combatir el ojo seco evitando lugares muy calurosos, secos y con mucho viento. Además, algunas personas alivian el ojo seco agregando ácidos grasos con omega-3 a su alimentación.